Nutriserv, alimentación colectiva “como en casa”

Nutriserv, alimentación colectiva “como en casa”

La empresa NUTRISERV hoy cuenta con un nivel de crecimiento cercano al 20% anual, con un universo de usuarios que supera los diez mil servicios diarios de almuerzo. Sus planes en la provincia de Ñuble son seguir creciendo en posicionamiento, especialmente en alianzas estratégicas con la agroindustria.

El acelerado ritmo de nuestros días, propio de una sociedad movida por la productividad, nos cuestiona sobre los espacios perdidos y la precariedad de nuestra calidad de vida. Un revelador estudio de la organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre la situación alimentaria y nutricional en el trabajo en Chile, del año 2012, arrojó preocupantes conclusiones al respecto: 40% de los trabajadores chilenos no cuenta con beneficios para alimentarse; un porcentaje similar manifiesta que la calidad del almuerzo no es adecuada; 22% no dispone de un lugar para comer o reclaman por la limpieza de los lugares habilitados, el tiempo para almorzar es insuficiente o la calidad de la alimentación no es óptima; y un 12,8% de las empresas reconocen que no ofrecen una alimentación saludable a sus trabajadores por razones de costo.

Una problemática transformada en oportunidad por la empresa NUTRISERV, con 25 años de experiencia en el mercado de la alimentación colectiva, nacida en la región del Biobío y actualmente con cobertura operacional entre las regiones de O´Higgins y La Araucanía; cuyos esfuerzos han estado puestos en darle calor de hogar a sus servicios, a través de la conjugación de tres variables: la calidad del alimento que entregan, el cariño que ponen en la preparación de cada plato, y un precio muy adecuado.

Su gerente general, Patricio Quiero Hasbún, señala que hay dos dimensiones que han sido fundamentales en la validación de su concepto de servicio: la búsqueda de aporte nutricional y la calidad gourmet de sus platos. “El concepto ‘como en casa’, hace años era más bien limitado a un menú básico, si los usuarios no comían un pan con un trozo de carne, sentían que no habían  almorzado; entonces, lograr cambiar ese mito era llevar la nutrición al servicio de los usuarios, educarlos al respecto, y esa fue nuestra apuesta”. Para ello, disponen de un equipo de trabajadores competentes y en permanente proceso de capacitación, cuyo objetivo común es alcanzar la excelencia en el servicio. Además, un equipamiento tecnológico de primera línea en todas las fases del proceso de producción.

Alimentación termo transportada

Un servicio que hoy hace de NUTRISERV una marca de referencia es la “alimentación termo transportada”, consistente en el envío de comida cocinada y envasada a los lugares en donde luego es consumida, previo proceso de enfriamiento y almacenamiento en una cámara de frío, para luego retermalizarlos en los lugares de destino, garantizando que la primera ración y la última sean de la misma calidad, con igual sabor, temperatura y aroma. Todo, a través de un estricto cumplimiento de normas sanitarias y protocolos de preparación y distribución, “para  lo cual hemos optado por el modelo óptimo, siendo muy preocupados por cumplir con excelencia en cada etapa del proceso, para lo cual además adquirimos las mejores máquinas del mercado, apostando así al mejor servicio y llegando a un nivel en donde las personas no se percatan que no hay servicio de cocina in situ dentro de los casinos”, profundiza Patricio Quiero.

Proyección en Ñuble

La empresa NUTRISERV hoy cuenta con un nivel de crecimiento cercano al 20% anual, con un universo de usuarios que supera los diez mil servicios diarios de almuerzo. Sin embargo, lejos de apostar por un plan de expansión territorial, los esfuerzos están puestos en un poblamiento mayor de la zona que ya cubren y que alcanza cuatro regiones del país.

En el caso de Ñuble, y particularmente Chillán, se trata de una plaza muy potente dado el desarrollo que ha alcanzado la agroindustria. Según Patricio Quiero,  esta es una realidad que ofrece amplias oportunidades a NUTRISERV, a partir de la exploración de nuevos campos de desarrollo y la diversificación de sus servicios. “Lo atractivo es que las empresas agroindustriales pueden tener la doble figura de ‘clientes-proveedores’, es decir, por un lado captadoras de nuestros servicios, y por otro, proveedoras directas de producciones que requerimos para nuestras preparaciones; en definitiva, son alianzas estratégicas que debemos aprovechar, pues para ellos también somos interesantes en el sentido de la cantidad de tonelaje que manejamos”,  concluyó.

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.